Bodas de realeza: Vestidos de Novias


¿Sabías que en realidad fue la Reina Victoria de Inglaterra, en 1840, quién popularizó la tendencia de los vestidos de novias blanco?


Su importancia radica en la connotación de ostentación que se asumía al vestir prendas de color blanco, pues para una época en la que lavar las prendas blancas a mano era muy engorroso, el tenerlas para usarlas una sola vez, significaba riqueza, por lo general sólo las mujeres que podían costearlo se casaban de blanco entre los siglos XVIII y XIX. Su intención no era representar pureza como quizá siempre hemos pensado, pues era una gran pieza que sólo se usaría una vez, por lo que sólo personas pudientes o de la realeza lo hacían.


Así que, ya que todo comenzó por ahí, veamos un poco más de las bodas de la realeza a lo largo de la historia, y sus majestuosos vestidos de novias. Aquí te dejamos los vestidos de novias de la realeza y nobleza británica actual más emblemáticos, empezando por la Reina Isabel II hasta llegar a su nieta la princesa Beatriz de York.


Reina Isabel II y Príncipe Felipe. 20 de noviembre de 1947

Inspirado en la obra de Botticelli 'La primavera', el vestido, de Norman Hartnell, estaba bordado con flores y trigo, y tenía con una cola que medía 4 metros. Además, contaba con más de 10.000 perlas y cristales tipo Swarovski. Isabel coronó su cabeza con la Queen Mary Fringe Tiara, prestada por su abuela, la reina Mary, en tan especial ocasión.



Princesa Margaret y Lord Snowdon. 6 de mayo de 1960

La de la princesa Margarita fue la primera boda real televisada y fue vista por más de 20 millones de telespectadores. Margaret, más extrovertida y con un estilo más exuberante que el de su hermana, prefirió un modelo espectacular que se ajustaba a su cintura, del mismo diseñador Norman Hartnell. Se utilizaron 30 metros de tela para la falda y la cola. Su madre le regaló para la ocasión la impresionante tiara Poltimore.




Princesa Anne y Mark Phillips. 14 de noviembre de 1973

La novia eligió un sencillo vestido de Maureen Baker cuyo estilo medieval se reflejaba en las mangas abullonadas y caídas y el cuello. Realizado en seda, prescindía de bordados o encajes. Pura sobriedad, muy acorde con la personalidad práctica de la hija de la reina. Al igual que su madre, coronó su cabeza con la Queen Mary Fringe Tiara.



Diana de Gales y Príncipe Carlos. 29 de julio de 1981

La princesa Diana eligió un diseño de David & Elizabeth Emanuel con una cola de casi 8 metros que se dejó admirar durante los tres minutos y medio que le llevó llegar al altar con su padre. Hecho de tafetán de marfil y bordado con encaje antiguo, lazos y perlas, el vestido estaba confeccionado al más puro estilo romántico y reflejaba plenamente la moda de los años 80. Es más, su vestido ya ha entrado en los más recordados de la historia. Diana escogió la tiara de los Spencer, imprescindible en las novias de la familia



Sarah Ferguson y Príncipe Andrés. 23 de julio de 1986

Al diseño, de Lindka Cierach, no le faltaba de nada: estaba bordado con las iniciales de la pareja, abejas, cardos y como toque final, su escudo de armas. Realizado en satén, tenía una cola de poco más de 5 metros. A su entrada a la abadía, Sarah llevaba una diadema de flores hecha de gardenias, la flor preferida del príncipe Andrés. A la salida lucía una tiara de diamantes, ahora conocida como la York Tiara, que fue un regalo de la reina.



Sofia Rhys-Jones y Príncipe Eduardo. 19 de junio de 1999

El vestido, de Samantha Shaw, se confeccionó utilizando organza y crepé de seda. La cola era de 3 metros y se utilizaron más de 325.000 perlas y cristales tipo Swarovski. El collar y pendientes de perlas blancas y negras fueron diseños y regalos del novio. La tiara fue regalo de la reina a la que hoy es su predilecta de toda la familia política.



Autumn Kelly y Peter Phillips. 17 de mayo de 2008

El vestido, de Sassi Holford, estaba compuesto de un corpiño ceñido y la falda estaba hecha de satén bordado con encaje. Llevaba un bolero de la misma tela. Su suegra le dejó la Festoon Tiara, una diadema que una empresa naviera le regaló tras haber amadrinado un barco.



Kate Middleton y Príncipe William. 29 de mayo de 2011

El vestido de Kate, de Sarah Burton por Alexander McQueen, llevaba cuerpo de encaje francés de manga larga con motivos florales y estaba elaborado con capas de tul color marfil con un recorte de flores bordadas a mano por la Real Escuela de Costura. La tiara se la dejó la reina, la ya famosa Cartier Halo Scroll.



Zara Phillips y Mike Tindall. 30 de julio de 2011

Confeccionado por Stuart Parvin uno de los diseñadores predilectos de su abuela. De corpiño ceñido, la falda acampanada, con pliegues y llevaba bolsillos ocultos. En la cabeza, lucía la tiara Meander, una diadema de inspiración griega propiedad de su madre. Fue un regalo de la princesa Alice, madre del duque de Edimburgo, a su nuera con motivo de su boda.



Meghan Markle y Príncipe Harry. 19 de mayo de 2018

Meghan eligió para su gran día un vestido liso de escote barco y manga francesa firmado por Clare Weight Keller, la diseñadora británica que es directora artística de Givenchy. El vestido estaba realizado en seda cady con un suave brillo mate. Tenía un velo de cinco metros de largo hecho de tul de seda y flores bordadas a mano en hilos de seda y organza. Se dedicaron más de cien horas para coser meticulosamente la pieza. Los zapatos de boda eran de Givenchy, unos talones realizados con satén de seda duquesa. Coronó su cabeza con la tiara de diamantes de la reina Mary.




Eugenia de York y Jack Brooksbank. 12 de octubre de 2018

Para crear su vestido de novia, Eugenia confió en los británicos Peter Pilotto y Christopher De Vos, que crearon para ella un diseño que combinaba un corsé brocado con escote que se dobla alrededor de los hombros, espalda al aire y voluminosa falda desestructurada. En la tela se encontraban distintas flores, como el cardo de Escocia, ya que a los novios les encanta pasar tiempo en Balmoral; el trébol de Irlanda, un guiño a la familia materna de la novia; y la rosa que representa la Casa de York. Coronó su cabeza con la Greville Emerald Kokoshnik, una impresionante tiara de inspiración rusa con esmeraldas.




Lady Gabriella Windsor y Thomas Kingston. 18 de mayo de 2019

La hija de los príncipes de Kent confió en la italiana Luisa Beccaria para su vestido de novia, un diseño joya con corpiño ajustado, escote transparente, mangas largas con encajes y bordados que terminan en la mano casi como un guante. Lo acompañaba un verlo de seis metros, hecho de varias capas de tul rosa y blanco con pequeñas flores bordadas. Lució la tiara City of London Fringe. Una tiara clásica de inspiración rusa formando rayos de sol realizada con diamantes engastados en oro y plata.




Beatriz de York y Edo Mapelli. 17 de julio de 2020

La princesa eligió como vestido de novia un diseño que había pertenecido a su abuela, la reina Isabel II. Se trata de una creación que Norman Hartnell hizo para que la soberana lo luciera en 1966 en la apertura del Parlamento. Modificado al gusto de Beatriz por Angela Kelly y Stewart Parvin, el vestido está realizado en tafetán de Peau De Soie en tonos marfil. Presenta un corpiño geométrico a cuadros con pedrería incrustada hasta la cintura y mangas de organza. La princesa coronó su cabeza con la Queen Mary Fringe Tiara, está hecha únicamente con diamantes pertenecientes al rey Jorge III. La propia Isabel II la lució el día de su boda, al igual que la princesa Ana.



Cuéntanos ¿Cuál es tu vestido de novia de la realeza favorito? A Regina le encanto el vestido Kate y a María Noelia el de Lady Gabriella son gustos muy opuestos.




---

Te queremos comentar que para marzo tenemos 3 grandes eventos online que estas totalmente invitad@ y seas parte de ellos:

- Coaching: Como entrevistar a tu novia https://www.prowepacademy.com/coaching-cómo-entrevistar-a-tu-novi

- Webinar: 3 pasos para potenciar tu marca como PROWEP https://www.prowepacademy.com/webinar-gratuito

- Coaching: Vende sin estresarte con tu empresa de Eventos https://www.prowepacademy.com/coaching-vende-sin-estresarte




7 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo